Nuestro agradcimiento a José Sacristán, que nos acompañó durante toda una semana en las comidas y cenas.

Cuando estuvo en Salamanca, representando en el Teatro Liceo.